Diagnóstico Genético

Las alteraciones genéticas suponen una importante causa de esterilidad e infertilidad y pueden ser responsables de los defectos congénitos que se observan en los recién nacidos. Entre éstos, las alteraciones cromosómicas, que son las responsables de un 2,5% de la mortalidad infantil; además, estas alteraciones están presentes en más del 50% de los abortos espontáneos del primer trimestre.
Por este motivo, en el laboratorio de Genética realizamos un análisis cromosómico o cariotipo cuando sospechamos que la esterilidad e infertilidad pueden tener este origen.


Diagnóstico prenatal.

Durante los últimos años, se ha desarrollado la técnica de PGD o Diagnóstico genético pre implantacional, que permite el análisis cromosómico de los embriónes antes de que sea transferido al útero materno.

 

El diagnóstico genético preimplantacional junto a las técnicas de reproducción asistida, ofrecen la posibilidad de analizar la presencia de alteraciones cromosómicas y genéticas en embriones antes de que éstos sean transferidos al útero y por lo tanto antes de que se haya producido la implantación. Esta técnica se ha implementado en algunos Laboratorios de Reproducción Asistida  de nuestro país, siendo nosotros el segundo centro en poner en marcha esta tecnología.
Como se ha mencionado, después de ocurrida la fecundación, el cigoto humano se divide aproximadamente cada 24 horas, de modo que al 3° día de desarrollo ( es decir, 3 días después de la obtención de los óvulos), los embriones tienen 8 células o blastómeros al quinto día de desarrollo  se denomina blastocisto, es en este momento cuando se realiza la biopsia embrionaria, que consiste en la extracción de 4 a 6  blastómeros para su análisis cromosómico posterior; el embrión sin embargo se  vitrifica ( Criopreserva ) con posterioridad a la biópsia  hasta la llegada de los resultados, de esta forma podemos determinar que embrión está sano cromosómicamente ,  disminuyendo la probabilidad de aborto o malformaciones una vez transferido. 

Biopsia Embrionaria

Consiste en extraer mediante técnicas de micromanipulación 4 a 6células de un embrión. La técnica consiste en realizar un pequeño orificio en la cubierta externa del embrión o zona pelúcida, lo que permitirá introducir una micropipeta muy fina para aspirar y retirar la célula o células ( máximo 6) embrionaria. La célula una vez extraída es procesada para su posterior análisis genético o cromosómico y el embrión prosigue su desarrollo normal. El hecho de retirar esats  células no alterará el desarrollo del embrión , pues las células restantes son totipotenciales y asumirán la falta.

 

USOS MÁS FRECUENTES:


– Se pueden analizar las alteraciones numéricas de los cromosómicas (aneuploidías) como es por ejemplo: la trisomía 21 ( aparición de 3 cromosomas 21), responsable del síndrome de Down, y otras anomalías numéricas que frecuentemente originan abortos a repetición.

– También permite la evaluación de anomalías cromosómicas estructurales, sobre todo las translocaciones. Esto es de suma importancia pues en aquellos casos donde uno o ambos padres son portadores de una aberración de este tipo, se pueden seleccionar para la transferencia sólo embriones normales .


– Además se pueden identificar los cromosomas sexuales X e Y , lo que permite identificar el sexo de los embriones y no transferir aquellos con enfermedades ligadas al sexo. Son más de 300 las enfermedades ya diagnosticadas, como por ejemplo: la distrofia muscular de Duchenne, la hemofilia . Si las mujeres son las portadoras y transmiten la enfermedad a la descendencia (el 50% de la descendencia de sexo masculino desarrollará la enfermedad y el 50% de la descendencia de sexo femenino será portadora), pero nunca van a padecerla. Por ello se transfieren embriones de sexo femenino si la madre es portadora de dicha enfermedad o embriones de sexo masculino si el padre es el afectado.

Reacción en cadena de la polimerasa (PCR). Consiste en la amplificación de secuencias específicas del ADN de un gen, en las que la presencia de una mutación desencadena una enfermedad de origen génico. Permite diferenciar qué embriones son normales y cuáles tienen un gen mutado y por lo tanto desarrollarán la enfermedad.


Aplicaciones:


– Se han descrito aproximadamente 5.000 enfermedades de origen génico, como son la distrofia miotónica, la fibrosis quística y la enfermedad de Tay-Sachs, síndrome de Marfan, beta-talasemia, anemia falciforme, enfermedad de Huntington, etc.

 

Estas técnicas no solo se utilizan para del diagnóstico de enfermedades. Hoy también se las emplea en casos de fallas repetidas de implantación de ciclos de FIV e ICSI , es decir ciclos repetidos en los que se han transferidos embriones morfológicamente normales, pero donde no se ha conseguido el embarazo.  Hay estudios  publicados donde se han analizado estos casos y han reportado que tras PGD de embriones y estudio de los cromosomas de esos embriones, han encontramos que el 70% de ellos son anormales (frente al 30% que es lo habitual en la población). Es más, hay parejas en las que prácticamente todos sus embriones tienen anomalías cromosómicas; esto traduce el porqué de la falla repetida de embarazo y sienta las bases de futuras estrategias para conseguirlos, lo que ellos logran en el 40% de las ocasiones.
Está ampliamente demostrado que la probabilidad de tener embriones y fetos anormales aumenta con la edad; la manifestación más clara es el aumento de abortos y de niños con problemas al nacer, tendencia que se incrementa sobre todo a partir de los 40 años. Actualmente en los países desarrollados se ha retrasado la maternidad y por lo tanto ante estos antecedentes es prioritario que la pareja que se someterá a una FIV sepa con antelación si sus embriones tienen problemas cromosómicos. En estas circunstancias, supone un gran avance disponer del diagnóstico preimplantacional, pues nos permite detectar la normalidad embrionaria en el laboratorio, disminuyendo los abortos y las posibilidades de anomalías cromosómicas que se encuentran en torno al 60%.

 

Links de interés 

Acreditado por la Red Latinoamericana
de Reproducción Asistida

Presupuestos: 41 220 5180
Matrona: 41 220 5181
Informaciones: 41 220 5126 / 41 220 5192

Cel: +569 4027 8897

Correo: imrmatrona@gmail.com

Clínica de la Mujer
Av. Francesa 97 Piso 4, Concepción